Noticias

La Liga

Salvador “Chiqui” Ortiz Martínez nació en el Barrio Vegas del Municipio de Yauco. Sus padres son Santiago Ortiz Faccio (ya fallecido) y su madre Maria Francisca Montero. Contrajo matrimonio con Carmen A. Báez con quien procreó dos hijos: Santiago Oscar y Giselle Ortiz. Salvador se desempeña como Árbitro Internacional del Departamento de Ingeniería. Estudió cursos de ingeniería en Mayagüez, además varios cursos técnicos en la P.R. Telephone. La carrera deportiva del más destacado árbitro de voleibol yaucano de todos los tiempos está marcada por el deseo constante de superación y de excelencia. Comenzó desde muy temprano mientras servía como mascota de los Cafeteros de Yauco y recibía adiestramiento físico de don Antonio Nigaglioni y Mr. Diodonet. Para esa época fue seleccionado para participar como mascota del Equipo Nacional de Puerto Rico en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de 1966. Los años de nuestro compañero en el voleibol puertorriqueño e internacional se extienden desde 1972 hasta el 2004, año en que decide retirarse como árbitro de voleibol. Además de su participación como árbitro dirigió por 8 años la Organización de Arbitros Independientes 1980, donde salió un grupo de árbitros que han servido con eficiencia al país.

Lleva unos 15 años trabajando como Instructor para el Departamento de Recreación y Deportes. Es reconocido como uno de los mejores árbitros de Puerto Rico. A nivel internacional fue el tercer puertorriqueño y el primer yaucano en obtener credencial internacional. Ha participado como árbitro en Juegos Centroamericanos y del Caribe Panamericanos y Mundiales, lo que le ha permitido viajar el mundo entero. Entre las competencias más relevantes en las que ha tomado parte cabe destacar el campeonato NORCECA de Cuba en 1978 y para ese mismo año los Centroamericanos y del Caribe de Medellín, Colombia. Los Panamericanos de San Juan, P.R. en el 1979, el Mundial Femenino en el Perú en 1982; los Panamericanos de Venezuela en 1983; el Torneo Suramericano de Argentina en 1984; el Torneo Mundial de Italia en 1985; los Panamericanos de Indianápolis en 1987; el Torneo Mundial Femenino del Perú en 1989; los Centroamericanos y del Caribe de México en 1990, la Copa Mundial en Japón en 1991; los Panamericanos de Cuba en 1991; el Torneo Mundial Masculino de Egipto en 1992; los Panamericanos de Mar del Plata Argentina en 1995; Panamericanos de Canadá en 1999; el Torneo Invitacional de México y Suramericano en Argentina en 2000; el Pre-Olímpico de Colombia en 2002; el Pre-Olímpico de República Dominicana en 2002; el Primer Torneo Femenino Continental, México en 2002; el Panamericano de República Dominicana en 2003 y el Pre – Olímpico en Caguas, Puerto Rico en 2004 .

A lo largo de su participación internacional destacan las siguientes actuaciones: árbitro para la Medalla de Oro, finales masculino y femenino en el mundial de Italia en 1985; miembro de la Comisión de Arbitraje de Voleibol de NORCECA de 1987 a 1988; su participación en la Copa del Mundo en Japón en 1991; Presidente de la Comisión de Arbitraje para los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Ponce, Puerto Rico en 1993; árbitro en el juego por la Medalla de Oro entre Cuba y Brasil; Panamericanos del Canadá en 1998; árbitro en el juego por la Medalla de Oro entre Brasil y Argentina en el Torneo Invitacional de Argentina en 2000; árbitro en el juego por la medalla de oro entre Cuba y Estados Unidos en el Pre-Olímpico de Caguas en 2004; su última intervención internacional fue en los Juegos Universitarios de República Dominicana en 2004. Su participación como árbitro en la Liga Mundial de voleibol de 1991 a 1993 fue muy valiosa. En dicha Liga participaron los mejores árbitros del mundo. Para esa época los países participantes eran Canadá, Estados Unidos, Cuba, Brasil, Argentina, España, Italia, Grecia, Checoslovaquia, Bulgaria, Rusia y Japón. Salvador “Chiqui “Ortiz fue el primer puertorriqueño en participar como árbitro en ese torneo, el más prestigioso a nivel mundial. En el 1973 cuando Angel Moris (Mr. Moris) le cedió la posición de voleibol superior en Yauco se abrió paso a uno de los más destacados deportistas que ha dado Yauco en su historia.

Aunque su carrera profesional transcurrió en la Puerto Rico Telephone Company, él se considera ante todo un profesional del arbitraje que ve en su oficio la oportunidad de servir a su gente y a su país; que vigila su salud y su vida para ser un cuidadano de provecho que se preocupa por hacer bien su trabajo y con total imparcialidad que aprende tanto de la experiencias positivas como de las negativas que al ver en el jugador al artista y en el árbitro al director del espectáculo se ha preocupado por hacer valer y respetar el arbitraje puertorriqueño dentro y fuera de nuestro país. Salvador es en conclusión, orgullo de su familia de su comunidad de Puerto Rico y de la clase Graduada de 1968 de Escuela Superior Ramos Antonini de Yauco.